Dame Todo

Dame todoDame todo no me des lo que te sobra, como la mujer en el templo que dio todo lo que tenia a pesar de su pobreza, Dios nos pide todo no solo una parte de nosotros, el tiene que ser señor de nuestras vidas.
Amaras al Señor con toda tu mente, toda tu alma y corazón y a tu prójimo como a ti mismo, el no quiere sacrificios ni holocaustos el pide misericordia y una entrega total a su voluntad en nuestras vidas.
Santificare con mi palabra, deja que crezca mas y mas en tu corazón y llena tu mente  con la palabra de Dios, apártate de las noticias y los rumores de este mundo y deleitare en las noticias de Dios las buenas nuevas, solo con su palabra y la consecuencia del obrar de su palabra que es la santidad en nuestras vidas el puede usarnos como canales para alcanzar a otros, para ministrar con el poder del evangelio hay que vivir el evangelio.

Jesús se sentó cerca de la caja de las ofrendas del templo y observó mientras la gente depositaba su dinero. Muchos ricos echaban grandes cantidades.Entonces llegó una viuda pobre y echó dos monedas pequeñas.
Jesús llamó a sus discípulos y les dijo: «Les digo la verdad, esta viuda pobre ha dado más que todos los demás que ofrendan. Pues ellos dieron una mínima parte de lo que les sobraba, pero ella, con lo pobre que es, dio todo lo que tenía para vivir. Marcos 12:41-44

Uno de los *maestros de la ley se acercó y los oyó discutiendo. Al ver lo bien que Jesús les había contestado, le preguntó:

De todos los mandamientos, ¿cuál es el más importante?

El más importante es: “Oye, Israel. El Señor nuestro Dios es el único Señor[d] contestó Jesús. Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas. El segundo es: “Ama a tu prójimo como a ti mismo.”No hay otro mandamiento más importante que éstos.

Bien dicho, Maestro —respondió el hombre—. Tienes razón al decir que Dios es uno solo y que no hay otro fuera de él. Amarlo con todo el corazón, con todo el entendimiento y con todas las fuerzas, y amar al prójimo como a uno mismo, es más importante que todos los holocaustos y sacrificios.
Al ver Jesús que había respondido con inteligencia, le dijo:
No estás lejos del reino de Dios.
Marcos12:28-34

Santifícalos en la verdad; tu palabra es la verdad.
Juan 17:17

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s