Nunca es demasiado tarde

En el reino de Dios sucede algo parecido a lo que pasó en una viña. El dueño salió muy de mañana a contratar hombres para que trabajaran en ella. Se puso de acuerdo con los trabajadores para pagarles el salario de un día completo; y los envió a trabajar. Como a las nueve de la mañana, el dueño volvió a salir, y en la plaza encontró a varios hombres que estaban desocupados. Les dijo: “Vayan a trabajar a mi viña, y les pagaré un salario justo.” Los hombres aceptaron y fueron a trabajar. Como a las doce del día, el dueño volvió a hacer lo mismo; y salió otra vez a las tres de la tarde. Ya eran las cinco de la tarde cuando el dueño fue de nuevo a la plaza, y vio a otros hombres desocupados. Entonces les preguntó: “¿Por qué han estado ahí todo el día sin hacer nada?” »Ellos le contestaron: “¡Porque nadie nos ha dado trabajo!” El dueño les dijo: “Vayan a trabajar a mi terreno.” Cuando se hizo de noche, el dueño le dijo al jefe de los trabajadores: “Llama a cada uno de los trabajadores y págales, comenzando por los últimos que vinieron, y terminando por los que vinieron primero.” Entonces se acercaron los trabajadores que llegaron a las cinco de la tarde y recibieron el salario de un día completo. Después, cuando pasaron los que habían llegado primero, muy de mañana, pensaron que a ellos les pagarían mucho más. Pero cada uno de ellos recibió el mismo salario de un día completo. (Mat 20:1-10 TLA)

Recuerdo como si fuera hoy, cuando Jesús me hablo a través de esta parábola, había pasado 38 años de mi vida tomando malas decisiones hasta que en medio de mi fracaso me encontré con El. Me pregunte a mi mismo que podía hacer yo después de tantos años dando vueltas, porque me compare con otras personas que conozco , El me mostró que aunque yo había empezado a trabajar a las 5 de la tarde a sus ojos yo tenia el mismo valor que aquellos que están trabajando desde la madrugada, esta palabra me trajo libertad y pude ver que no todo estaba perdido.

Quizás te encuentres como lo estaba yo, en un callejón si salida, victima de tus malas decisiones y múltiples fracasos, tú esperanza este por los suelos y sientas que ya no puedes hacer nada más para cambiar esta situación.

No se la edad que tengas quizás estas llegando al final y crees que todas tus oportunidades se han pasado o seas joven, no importa donde estés, lo que Dios quiere que sepas es que aun puedes cumplir el propósito para el cual Él te creo, que El esta deseando que se cumplan aquellos sueños que Él tuvo para ti.

Todavía Él te llama, nunca dejo de hacerlo, fuiste tu que dejaste de escucharlo, ¿Puedes creer que todavía que hay esperanza? Ve corriendo a la viña no importa que ya sea tarde, no temas por eso CREE SOLAMENTE Él te va a pagar igual que a los demás. Dios es generoso y solo desea lo mejor para ti. Puedo escuchar las mismas palabras que me dijo a mi y creo que son para ti TANTO TIEMPO TE ESPERE, ERES BIENVENIDO HIJO MIO, y lo mejor es que a sus ojos tu eres tan valioso como aquel que a estado siempre con El.

Son las 5 de la tarde y te encuentras en la plaza, viene el dueño de la viña y te llama para trabajar con el. ¿Qué vas a hacer?

Todavía estas a tiempo de cumplir los sueños que Dios tuvo para ti

NUNCA ES DEMASIADO TARDE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s