El evangelio es el poder de Dios

Pídanle, por tanto, al Señor de la cosecha que envíe obreros a su campo.”
(Mateo 9:38 NVI)

EvangelioLas personas nacen de nuevo a través del poder de la Palabra de Dios, no a través de la oración. La oración es muy importante, pero no es un sustituto para el Evangelio. Mucha gente le pide a Dios que salve a alguien y no pueden entender por qué no ha sucedido todavía. No tenemos que pedirle al Señor que salve a nadie. Él no quiere que nadie perezca. Él ya ha hecho provisión para la salvación de todos.
Entonces, ¿Como tenemos que orar para que alguien se acerque al Señor? Jesús oro para que el Señor envíe obreros a través de su camino. Necesitan escuchar la Palabra. Además, debemos reprender la influencia del dios de este mundo (Satanás) que trata de cegarlos a la verdad espiritual

El dios de este mundo ha cegado la mente de estos incrédulos, para que no vean la luz del glorioso evangelio de Cristo, el cual es la imagen de Dios.
(2 de Corintios 4:4 NVI)

Dios está más motivado en salvar a nuestros seres queridos de lo que nosotros lo estamos. No tenemos que suplicar a Él, sino más bien tenemos que ser un canal para que El pueda usarnos para llegar a esa persona. Lo hacemos al compartir las buenas nuevas (evangelio) con ellos  y si no podemos acercarnos a esa persona orando para que alguien se encuentre en su camino y le lleve las buenas nuevas.
El Evangelio es el poder de Dios que trae la salvación en nuestras vidas.

A la verdad, no me avergüenzo del evangelio, pues es poder de Dios para la salvación de todos los que creen: de los judíos primeramente, pero también de los gentiles. (Romanos 1:16 NVI)

Si una persona necesita ser sana, la respuesta esta en el Evangelio. Si la liberación es necesaria, es en el Evangelio que encontrara la respuesta. Prosperidad, oraciones contestadas, la alegría, la paz, el amor, todos se encuentran a través del entendimiento y creer el Evangelio que son las Buenas Nuevas de Dios..

El Evangelio es “la buena noticia” de que a pesar de que son pecadores y merecen la ira de Dios, Dios, en su amor, envió a su Hijo para ser nuestro sustituto, El recibió nuestro castigo, para que podamos ser completamente justos delante de él. Se basa sólo en nuestra fe en esta obra terminada de Cristo y no nuestro propio desempeño. Ahora si que es una buena noticia!

Traducido y adaptado del devocional de Andrew Wommack

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s