Diferencias entre el viejo pacto de la ley y el nuevo pacto de la gracia

madgalenaBajo el viejo pacto de la ley

Dios exigía justicia y rectitud del ser humano.

Bajo el nuevo pacto de la gracia

Dios imparte justicia y rectitud al hombre a través de la obra cumplida por Jesús (Romanos 4:4-5)

Bajo el viejo pacto de la ley

Dios visitará tus pecados hasta  la tercera y cuarta generación  (Éxodo 20:5).

Bajo el nuevo pacto de la gracia

Dios no se acordará nunca más de tus pecado.   (Hebreos 8:12 1O:17).

Bajo el viejo pacto de la ley

Los hijos de Israel recibían  bendición solo si obedecían a la perfección los mandamientos de Dios, en lo exterior y lo interior (Deuteronomio 28:13-14).

Bajo el nuevo pacto de la gracia

Los creyentes no tienen que  depender de sus propios esfuerzos para recibir las bendiciones de Dios porque Jesús cumplió con cada uno de los requisitos de la ley, por ellos (Colosenses 2:14).

Bajo el viejo pacto de la ley

Depender del propio esfuerzo produce cambios de conducta sin transformación del corazón.

Bajo el nuevo pacto de la gracia

Contemplar el amor  de Jesús y su obra cumplida produce una transformación interior que da como resultado buenas obras motivadas por el amor de Dios    (2 Corintios 3:18).

Bajo el viejo pacto de la ley

Los sacrificios con sangre de animales cubrían los pecados de los hijos de Israel durante solo un año y el proceso debía repetirse cada año (Hebreos 10:3).

Bajo el nuevo pacto de la gracia

La sangre de Jesús ha quitado los pecados pasados, presentes y, futuros de los que creen en El, completa y perfectamente, de una sola vez y para siempre (Hebreos 10:11-12).

Bajo el viejo pacto de la ley

La obediencia a la ley no podía darles a los hijos de Israel poder para dejar de pecar, y en efecto, no se los daba. La ley no tiene poder para hacer que nadie pueda ser santo, justo y bueno.

Bajo el nuevo pacto de la gracia

El pecado no tiene dominio sobre los creyentes (Romanos 6:14) porque el poder de Jesús para vencer la tentación obra cuando los creyentes son conscientes de que son hechos justos en Cristo, aparte de sus obras   (Romanos 4:6).

Bajo el viejo pacto de la ley

Se les robaba a los hijos de Israel su confianza en la bondad de Dios porque siempre estaban mirándose a sí mismos para ver si obraban bien o mal (es decir estaban conscientes de sí mismos).

Bajo el nuevo pacto de la gracia

Los creyentes pueden tener enorme confianza y seguridad en Cristo porque miran a Jesús y no centran la mirada en sí mismos (es decir, son conscientes de Cristo).

Bajo el viejo pacto de la ley

Los hijos de Israel no podían tener una relación intima con Dios porque su falta de justicia y rectitud interponía distancia entre ellos y Dios.

Bajo el nuevo pacto de la gracia

Los creyentes pueden disfrutar de una relación intima con Dios  como Padre suyo porque son hechos justos por la fe en Jesús ( 2 Corintios 5:17; Romanos 5:7- 9; Hebreos 10:10).

Bajo el viejo pacto de la ley

Los hijos de Israel no podían ingresar en el Lugar Santísimo (donde estaba la presencia de Dios) Solamente podía entrar el sumo sacerdote, y nada más que una vez al año, el Día del perdón o la propiciación (Levítico 16:2,14).

Bajo el nuevo pacto de la gracia

Los creyentes no solo pueden entrar en la santa presencia de Dios, sino también pueden acudir con confianza a su trono de gracia para encontrar misericordia y favor en tiempos de necesidad, gracias a la  perfecta propiciación y perdón de Jesús (Hebreos 4:16).

Bajo el viejo pacto de la ley

Los hijos de Israel estaban bajo el ministerio de la muerte (2Corintios 3:7).

Bajo el nuevo pacto de la gracia

Los creyentes están bajo el ministerio de la abundante vida de Cristo               (2 Corintios 3:6; Juan 10:10).

Extraído del libro” Favor Inmerecido” de Joseph Prince

Anuncios

4 comentarios sobre “Diferencias entre el viejo pacto de la ley y el nuevo pacto de la gracia

  1. Muy buenas noches, quiero agrdecerles la oportunidad de comunicarnos por este medio.

    Mi consulta es sobre el asunto de antiguo pacto y el nuevo pacto, resulta que estoy haciendo una investigaciòn historica del cristianismo y me intereza mucho saber ¿cuando se planteo esta idea por primera vez?, a lo que me refiero es ¿quien o quienes fueron los primeros en interpretar la escritura de esta forma?

    agradezco de antemano toda la ayuda.

    1. Hola Ismael, gracias por contactarte con nosotros,

      Históricamente Los libros fueron clasificados: Antiguo Testamento y Nuevo Testamento , para poder distinguir entre las Escrituras cristianas y las escrituras judías.
      Estos dos términos “Antiguo Testamento” y “Nuevo Testamento”, se comenzaron a usar desde finales del siglo II..

      Y la respuesta espiritual es que la Biblia nos enseña en Mateo 26:28 que Jesús dijo: “… esto es mi sangre del nuevo pacto (testamento, contrato o promesa)…” En otras palabras, un Nuevo Testamento, basado No en lo que podemos hacer por Dios, sino en lo que Dios ha hecho por nosotros.
      El principio del Antiguo Testamento (Pacto) era “hacer” y nosotros viviremos (Romanos 10: 5). El principio del Nuevo Pacto es “está hecho” (Romanos 10: 6-9), y eso incluye la redención, la reconciliación, la justicia y la santificación. ¡La obra está hecha! ¡Estamos completos en él (Colosenses 2:10)!

      Si el Antiguo Testamento hubiera sido sin defecto, no habría habido ningún intento de instituir otro (Hebreos 8: 7).
      En el Antiguo Pacto, la gente se encontró incapaz de respetar/cumplí la ley, ya que se basaba en las obras (Éxodo 19: 5-8). El nuevo pacto, sin embargo, está totalmente basado en la gracia de Dios (Romanos 4: 4-5).

      No quiero extenderme mucho, solo nombrare las diferencias más importantes entre los testamentos/pactos para que te sea más claro:

      Bajo el Antiguo Pacto, la gente se acercaba a Dios por medio de un sacerdote (Hebreos 5: 1), mientras que bajo el Nuevo Pacto (Testamento), la gente tiene acceso directo al Padre a través de Jesucristo (Hebreos 4:16).
      Bajo el Antiguo Pacto, los pecados de la gente los llevo a sus muertes (Hebreos 10:28), mientras que bajo el Nuevo Pacto, Dios es misericordioso con la injusticia de la gente (Hebreos 8:12; 1 Juan 1: 8-9 y 2: 1).
      Bajo el Antiguo Pacto, la gente no podía ser limpiada de la conciencia del pecado (Hebreos 10: 1-4); Mientras que bajo el Nuevo Pacto, los pecados e iniquidades de la gente ya no son recordados (Hebreos 8:12 y 10:17), y sus conciencias culpables son purificadas (Hebreos 10:22).

      Bendiciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s