Libre del Temor

2279365542_752f857158 Muchas veces en nuestras vidas podemos sentirnos solos. Pero cuando hay alguien que nos ama y que se preocupa por nosotros, entonces la soledad no tiene  poder sobre nosotros.

Si miramos este mundo donde existe la enfermad, las guerras, el odio, los homicidios, la desesperación etc. etc. y solo nos enfocamos en lo natural, es fácil entrar en depresión e incluso en ansiedad.

Dios creó la tierra y al hombre porque quería una familia. Todo lo que creó fue perfecto, no había enfermedad ni había falta de nada. El hombre y la mujer vivían en perfecta comunión con Dios. Hasta que el ser humano decidió que quería vivir su propia vida independientemente (separado) de Dios.

El resultado fue que la muerte y el temor entraron en la vida del hombre.

Pero Dios que nos ama tanto, no nos quería dejar en ese estado. Por eso envió a su Hijo Jesús como hombre para librarnos del temor a la muerte y para restaurar nuestra relación con El.

Hebreos 2:14,15 (RV1960)

Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por la muerte al que tenía el imperio de la muerte, es a saber, al diablo, Y librar a los que por el temor de la muerte estaban por toda la vida sujetos a servidumbre.

Mucho antes que Jesús viniera el profeta Isaías profetizo que Dios prometió no enojarse mas con nosotros y que el temor ya no se acercara mas a nosotros.

Isaías 54:9, 10, y 14 (NVI):

(9)  “Para mí es como en los días de Noé, cuando juré que las aguas del diluvio no volverían a cubrir la tierra. Así he jurado no enojarme más contigo, ni volver a reprenderte.
(10)  Aunque cambien de lugar las montañas y se tambaleen las colinas,
no cambiará mi fiel amor por ti ni vacilará mi pacto de paz,
dice el Señor, que de ti se compadece.
(14)  Serás establecida en justicia;  lejos de ti estará la opresión,
y nada tendrás que temer; el terror se apartará de ti,  y no se te acercará.

Que linda promesa. Debemos creerla y hacerla nuestra.

Dios es amor (1a de Juan 4:8)

Si quieres ser libre del temor, te animo a que invites a Jesús a venir a tu corazón y si lo haces sinceramente de corazón, El vendrá y te llenara con su infinito y gran amor. El temor se ira de ti porque el amor echa fuera el temor y serás libre para AMARLO.

Julia Casado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s